I´m Still an Artist. [2019].

En un largo recorrido por la ciudad de Barcelona, dos performers transportan un enorme lienzo en el que puede leerse “I´M STILL AN ARTIST”.

La acción simula el transporte de una obra de arte de un punto a otro (probablemente entre el estudio del artista y una galería o museo), mientras el mensaje contenido en el lienzo puede ser interpretado a la vez como una declaración personal del artista en el espacio público. La declaración “I´M STILL AN ARTIST” constituye una posición de resistencia que conlleva una reflexión sobre el arte como institución, así como la constancia y persistencia de los artistas contra la precariedad profesional del sector.

Durante el recorrido, la declaración expresada en el texto del lienzo dialoga con el espacio y la arquitectura de la ciudad, interactuando con ella e incluso con los ciudadanos y las personas que la transitan. A su vez, los performers llevan a cabo un intento frustrado de encontrar una institución artística que quiera albergar la obra, firmada por un “artista desconocido”, hecho que cuestiona los límites del arte.

Ni el Museo Picasso, ni el MACBA ni el CCCB ni La Virreina aceptaron – de forma explícita o implícita – conceder al enorme lienzo una pared en la que lucir. En la Blueproject Foundation o La Capella nunca se supo, puesto que el día del traslado de la obra permanecían cerradas al público.

I´m Still an Artist formó parte de la exposición ESC-OUT, comisariada por On Mediation, y supone la continuación de un proyecto anterior, I Wish I Was Warhol But I´m Just an Unknown Artist.

Especial agradecimientos a Blanca Fullana.