Refugio [2018]

Refugio parte de una necesidad de búsqueda de un lugar a salvo, un lugar de aislamiento, un paréntesis, una reflexión. De este lugar, me interesa especialmente el recorrido que lleva hasta él, el camino, la acción de encontrar o hallar dicho refugio.
En instalaciones y obras anteriores he trabajado con la idea de la invisibilidad y del silencio como modos de generar una reflexión (una especie de paréntesis) y cuestionamiento de los medios y entornos en los que nos movemos y/o fluimos.
Refugio es una instalación creada para el festival Recreant Ruïnes, dentro de una nave del recinto de la Escocesa, lugar objeto de especulación urbanística y actualmente silenciado, que ha sido históricamente un lugar destinado a la producción (industrial, y posteriormente artística), hecho que inspiró mi idea de crear un espacio silenciado, recubierto de espuma y paneles fonoabsorbentes. En su interior se halla un metrónomo que marca, en el silencio, el ritmo de producción y creación.
Fuera del espacio de la instalación, absolutamente a oscuras, el espectador encontrará una linterna que le permitirá, buscando, llegar a dicho refugio e introducirse en él.
Refugio es una instalación diseñada para una experiencia individual, en la que puede ofrecerse a aquel que quiera, poder buscar el refugio e introducirse en él.